Connect with us

Internacionales

Biden busca tregua de Israel y Hamás para sacar rédito político, según embajador israelí

Published

on

Jerusalén .- El embajador de Israel en Estados Unidos, Michael Herzog, aseguró este miércoles que el presidente estadounidense, Joe Biden, está presionando para lograr un acuerdo de tregua con el grupo islamista Hamás en Gaza para atribuirse el mérito y utilizarlo en su campaña electoral.

Biden lo verá como un logro y querrá atribuirse el mérito. No es la razón principal, pero por supuesto tiene una dimensión política», dijo Herzog en declaraciones a la Radio del Ejército, que fueron recogidas por medios israelíes.

Herzog también abordó las crecientes diferencias entre Washington y el Ejecutivo israelí con respecto a la guerra en la Franja de Gaza Hamas, pero afirma que las relaciones en general son «fuertes».

«La mayoría de las cosas con las que nos ocupamos no se revelan al público, pero son muy importantes», dijo.

Biden, de 81 años, buscará un nuevo mandato en las elecciones de noviembre, pero su desempeño está siendo fuertemente cuestionado, especialmente tras un debate con su contrincante, el expresidente Donald Trump, en el que titubeó repetidamente y no logró hilar varias frases de manera coherente.

Estados Unidos, Catar y Egipto se encuentran mediando entre Israel y Hamás para lograr un cese el fuego tras nueve meses de guerra que permita el rescate de los 116 rehenes israelíes que aún se encuentran cautivos en la Franja, así como la entrada de ayuda humanitaria en el devastado enclave palestino.

El equipo israelí de negociación -encabezado por David Barnea, jefe de la agencia de inteligencia Mossad, Ronen Bar, jefe de la agencia de Seguridad Interior Shin Bet, y un representante de los familiares de rehenes- llega a Doha este miércoles, según Kan, la radio pública israelí.

Las familias de los rehenes han sacudido a Israel con multitudinarias marchas para exigir la renuncia del primer ministro israelí, Benjamín Netanyhau, así como un acuerdo de tregua que permita la liberación de sus seres queridos.

Advertisement

El lunes, la plataforma que representa a los familiares de los rehenes pidió a Netanyahu que retrase su viaje previsto el 24 de julio a Estados Unidos, donde dará un discurso durante una sesión del Congreso, hasta lograr un acuerdo con Hamás.

Sin embargo, Netanyahu también recibe una fuerte presión para no aceptar ningún pacto con el grupo islamista por parte de sus socios ultraderechistas de coalición, quienes amenazan incluso con dejar el Gobierno.

El primer ministro israelí publicó el domingo una lista de sus líneas rojas de cara a las negociaciones, subrayando que cualquier acuerdo deberá «permitir a Israel reanudar los combates hasta que se hayan logrado todos los objetivos de la guerra», es decir, desmantelar a Hamás y rescatar a todos los rehenes.

Sin embargo, Hamás ha insistido en que cualquier pacto debería garantizar un alto el fuego permanente.

Además, el grupo islamista dijo el lunes que los nuevos ataques del Ejército de Israel en Ciudad de Gaza, que están ocasionando el desplazamiento forzado de sus habitantes y el colapso de hospitales, podrían llevar las negociaciones al «punto cero».

Advertisement

Internacionales

EE.UU. detectó un complot iraní para asesinar a Trump semanas antes del atentado

Published

on

WASHINGTON. – Las agencias de inteligencia de EE.UU. obtuvieron información sobre un complot iraní para asesinar al expresidente y candidato republicano, Donald Trump (2017-2021), semanas antes del atentado del sábado pasado, confirmaron a EFE fuentes familiarizadas con el asunto.

Estas fuentes destacaron que no existe ningún vínculo entre ese plan iraní y el intento de asesinato de Trump, ocurrido el sábado en un mitin en Butler (Pensilvania), cuando un hombre de 20 años disparó contra el expresidente, hiriéndolo en una oreja y matando a uno de los asistentes al acto.

A pesar de que no hay ninguna relación aparente, en el momento del atentado del sábado, el Servicio Secreto había reforzado la seguridad del exmandatario debido precisamente a esas amenazas de Irán, detallaron esas fuentes.

Por tanto, la cuestión ahora es por qué esas medidas adicionales que se implementaron debido al complot iraní no sirvieron para impedir que el atacante, identificado como Thomas Matthew Crooks, se subiera a un tejado y disparara en varias ocasiones antes de ser abatido por los agentes del Servicio Secreto.

Según declaró a EFE un alto funcionario de seguridad nacional, al detectar la amenaza, la Casa Blanca alertó del peligro añadido tanto a la campaña de Trump como al Servicio Secreto, que tomó medidas adicionales para proteger al expresidente.
La portavoz, además, aseguró que no se ha identificado ningún vínculo entre el hombre que disparó contra Trump y otros posibles agentes extranjeros.

Según el FBI, que lidera la investigación, el atacante actuó solo y usó un fusil semiautomático AR-15 que había sido comprado legalmente su padre.

El Servicio Secreto se encuentra actualmente bajo un gran escrutinio por los fallos que pudieron haber ocurrido y que permitieron que se intentara asesinar a Trump, el primer incidente de este tipo desde el que sufrió el entonces presidente Ronald Reagan en 1981.

El Gobierno estadounidense ha anunciado que hará una investigación independiente sobre los fallos y también que ha reforzado el dispositivo de seguridad de Trump y ha dotado de agentes del Servicio Secreto al candidato independiente Robert Kennedy Jr.

Advertisement
Continue Reading