Connect with us

Internacionales

En las últimas 24 horas, al menos 55 palestinos han muerto por ataques israelíes en Gaza

Published

on

Jerusalén. – El Ministerio de Sanidad de Gaza este domingo que al menos 55 palestinos han muerto en la Franja de Gaza por ataques del Ejército de Israel en las últimas 24 horas, lo que suma un total de 38,153 muertos y 87,828 heridos en el enclave durante los nueve meses de guerra.

Mediante un comunicado, el Ministerio de Sanidad, controlado por el grupo islamista Hamás, indicó que «la ocupación israelí cometió tres masacres contra familias en la Franja de Gaza, que provocaron 55 muertes y 123 heridos durante las últimas 24 horas».

Varias de las víctimas continúan bajo escombros y en puntos de las carreteras a los que los socorristas y ambulancias no pueden acceder, añadió.

Las cifras reflejan los muertos que llegaron a los hospitales hasta la medianoche, pero desde el amanecer de este domingo, el día 275 de guerra, «otros 19 ciudadanos han muerto en los ataques de la ocupación en diversas zonas de la Franja de Gaza», indicaron fuentes médicas gazatíes.

Entre estos ataques israelíes se cuenta uno en la ciudad de Al Zawaida, en el centro de la Franja de Gaza, que dejó seis muertos -entre ellos dos menores de tres y cuatro años-, así como una incursión israelí en la Ruta 8, en la ciudad de Gaza, que dejó otros dos muertos.

El trabajo de socorristas palestinos

Por otro lado, los socorristas en Gaza recuperaron tres cuerpos y rescataron a una mujer y dos niños de una casa bombardeada esta madrugada al oeste de la ciudad de Gaza.

Cerca del punto fronterizo Kerem Shalom, en el sur del enclave, hallaron los cuerpos de tres palestinos esposados, supuestamente prisioneros liberados por las fuerzas israelíes, a los que dispararon por la espalda, según medios palestinos.

Además, un bombardeo israelí contra el personal de seguridad de mercancías al este de Rafah dejó tres muertos.

Advertisement

También en Rafah, una ciudad del extremo sur del enclave que colinda con Egipto, el Ejército de Israel aseguró este domingo haber matado a 30 supuestos milicianos en el último día.

Ayer, otras 25 personas asesinadas durante ataques en la ciudad de Deir al Balah y en los campos de refugiados de Nuseirat, Bureij y Maghazi, en el centro del enclave.

Y otro ataque por la tarde en una escuela de la agencia de la ONU para los refugiados palestinos (UNRWA) en Nuseirat, donde había unos 2,000 desplazados, dejó 16 muertos y 75 heridos.

El Ejército israelí justificó el ataque al asegurar que estuvo dirigido contra «varios terroristas que operaban en estructuras ubicadas en el área de la escuela Al Jaouni de la UNRWA», un área «desde donde se dirigieron y llevaron a cabo ataques contra las tropas».

Advertisement

Internacionales

EE.UU. detectó un complot iraní para asesinar a Trump semanas antes del atentado

Published

on

WASHINGTON. – Las agencias de inteligencia de EE.UU. obtuvieron información sobre un complot iraní para asesinar al expresidente y candidato republicano, Donald Trump (2017-2021), semanas antes del atentado del sábado pasado, confirmaron a EFE fuentes familiarizadas con el asunto.

Estas fuentes destacaron que no existe ningún vínculo entre ese plan iraní y el intento de asesinato de Trump, ocurrido el sábado en un mitin en Butler (Pensilvania), cuando un hombre de 20 años disparó contra el expresidente, hiriéndolo en una oreja y matando a uno de los asistentes al acto.

A pesar de que no hay ninguna relación aparente, en el momento del atentado del sábado, el Servicio Secreto había reforzado la seguridad del exmandatario debido precisamente a esas amenazas de Irán, detallaron esas fuentes.

Por tanto, la cuestión ahora es por qué esas medidas adicionales que se implementaron debido al complot iraní no sirvieron para impedir que el atacante, identificado como Thomas Matthew Crooks, se subiera a un tejado y disparara en varias ocasiones antes de ser abatido por los agentes del Servicio Secreto.

Según declaró a EFE un alto funcionario de seguridad nacional, al detectar la amenaza, la Casa Blanca alertó del peligro añadido tanto a la campaña de Trump como al Servicio Secreto, que tomó medidas adicionales para proteger al expresidente.
La portavoz, además, aseguró que no se ha identificado ningún vínculo entre el hombre que disparó contra Trump y otros posibles agentes extranjeros.

Según el FBI, que lidera la investigación, el atacante actuó solo y usó un fusil semiautomático AR-15 que había sido comprado legalmente su padre.

El Servicio Secreto se encuentra actualmente bajo un gran escrutinio por los fallos que pudieron haber ocurrido y que permitieron que se intentara asesinar a Trump, el primer incidente de este tipo desde el que sufrió el entonces presidente Ronald Reagan en 1981.

El Gobierno estadounidense ha anunciado que hará una investigación independiente sobre los fallos y también que ha reforzado el dispositivo de seguridad de Trump y ha dotado de agentes del Servicio Secreto al candidato independiente Robert Kennedy Jr.

Advertisement
Continue Reading