Connect with us

Internacionales

Más de 900 musulmanes muertos durante peregrinación debido a las altas temperaturas

Cairo,- Más…

Published

on

Más de 900 musulmanes muertos durante peregrinación debido a las altas temperaturas

Cairo,- Más de 900 fieles musulmanes han muerto durante el ‘hach’, la peregrinación anual a La Meca, de este año marcado por las altas temperaturas que rozaron los 52 grados, según un recopilatorio realizado este sábado a partir de diversas fuentes.

Egipto continúa siendo el país más afectado con al menos 325 peregrinos fallecidos, la mayoría por golpes de calor, según dijo una fuente médica a EFE bajo condición de anonimato, aunque el gobierno del país árabe ha reconocido únicamente 28 que pertenecen a su delegación oficial de más de 50.000 personas.

Sin embargo, admitió que le está siendo difícil recopilar los datos de todos sus nacionales ya que un gran número viajó a realizar el ritual, que terminó el pasado miércoles, de forma irregular, en referencia a que no estaban incluidos en las cuotas de personas marcadas por Arabia Saudí para cada país y que viajan en las misiones oficiales.

Egipto ha formado una célula de crisis para dar seguimiento a este tema, encabezada por el primer ministro del país, Mostafa Madbuli, y que este sábado se han reunido, sin que por el momento se conozcan más detalles.

Tanto Egipto como Jordania, que ha registrado al menos 75 muertos, han culpado a «individuos y agencias» por facilitar esos viajes de forma irregular y han prometido castigo contra ellos.

El Ministerio de Exteriores jordano ha reconocido que sus nacionales fallecidos han muerto por el «calor extremo».

Arabia Saudí, en silencio

Cada país, que va ofreciendo datos sobre los decesos entre los peregrinos, cuenta con una delegación oficial con los permisos y visados que Arabia Saudí expide para el ritual.

Advertisement

Sin embargo, debido al precio elevado de este viaje, que tiene un coste medio de 5.000 dólares por persona, muchos optan por otras vías que el reino saudí considera ilegal.

Estos fieles que viajaron de forma no oficial, por ejemplo con visado de turista, no tenían acceso durante la peregrinación a las instalaciones climatizadas y tiendas de campaña, por lo que sus únicos refugios eran las calles de la ciudad más sagrada del islam ante el calor extremo.

El reino saudí, que ha celebrado el «éxito» de la peregrinación y que gasta millones de dólares en acomodar a los fieles, no ha reaccionado hasta el momento ante la información de los decesos.

Las primeras consecuencias

En el gobierno de Túnez, que ha documentado 49 muertos, se ha cobrado la primera víctima política.

El presidente del país, Kais Said, destituyó ayer, viernes, al ministro de Asuntos Religiosos, Ibrahim al Shaibi, poco después de conocerse que el número de fieles tunecinos fallecidos en el ‘hach’.

El segundo país más afectado ha sido Indonesia, con unos 200 muertos, seguido de la India, con 98; Malasia, 34, y Bangladés, con 31.

Marruecos ha anunciado al menos 20 decesos, mientras que el Gobierno del Kurdistán iraquí ha informado de 19 muertes durante la peregrinación.

Advertisement

Otros países como Irán, Libia, Holanda, Estados Unidos o Siria han anunciado fallecidos.

Sin embargo, en la gran mayoría de los comunicados, no se indica las causas de la muerte de estos fieles y la cifra podría aumentar durante los próximos días.

El ‘hach’ es uno de los cinco pilares del islam y es obligatorio al menos una vez en la vida para cada musulmán cuya salud y recursos se lo permitan.

Advertisement

Internacionales

Un deslizamiento de tierra deja cerca de 150 muertos en Etiopía

Published

on

Un deslizamiento de tierra deja cerca de 150 muertos en Etiopía

Etiopía.- Un deslizamiento de tierra provocado por las fuertes lluvias dejó cerca de 150 muertos en una zona de difícil acceso del sur de Etiopía, el peor desastre de este tipo en el país africano.

Las autoridades de la zona administrativa de Gofa informaron de 146 muertos. Por su parte la radiotelevisión pública etíope EBC habló de 157 fallecidos, citando al jefe de la zona, y explicó que se han encontrado cinco sobrevivientes.

Se trata del deslizamiento de tierra más mortífero registrado hasta ahora en Etiopía, el segundo país más poblado del continente africano con 120 millones de habitantes.

“Se han encontrado un total de 146 cadáveres, de los cuales 96 hombres y 50 mujeres”, dijo en un comunicado Habtamu Fetena, responsable de relaciones públicas de Gofa, y advirtió que el número de muertos podría aumentar.

Según el administrador de la zona de Gofa, Dagemawi Ayele, citado por EBC, la mayoría de víctimas murieron sepultadas el lunes cuando intentaban ayudar a los habitantes de una casa.

El siniestro ocurrió en la ‘kebele’ (una división administrativa) de Kencho, ubicada en el ‘woreda’ (distrito) de Geze-Gofa, una zona rural, montañosa y de difícil acceso, a más de 450 kilómetros y diez horas en coche de Adís Abeba, la capital etíope.

“Los que se apresuraron a salvar vidas perecieron (…) incluidos el administrador local, maestros, profesionales de la salud y agricultores”, dijo Dagemawi, citado por EBC.

Advertisement

Un etíope que vive en Nairobi originario de la región describió el área de la tragedia como rural, aislada y montañosa y explicó que como el suelo no es firme “cuando llueve mucho, se hunde y se cae inmediatamente”.

El presidente ejecutivo de la Unión Africana, Moussa Faki Mahamat, expresó en la red X su “solidaridad con el pueblo y el gobierno etíopes”.

Las fotos publicadas en Facebook por las autoridades muestran a una multitud al pie de una colina cubierta de hierba que se ha desprendido en gran parte.

También aparecen personas tratando de extraer cuerpos de una gruesa capa de arcilla rojiza con palas, azadones o directamente con las manos. Otros cargan cadáveres cubiertos con una lona o una sábana en camillas hechas con ramas.

Esta región del sur de Etiopía es una de las que se han visto más afectadas por las inundaciones de abril y mayo, durante la temporada de lluvias.

El deslizamiento de tierra más mortífero de África ocurrió el 14 de agosto de 2017 en Freetown, la capital de Sierra Leona, y dejó 1.141 muertos.

Advertisement
Continue Reading