Connect with us

Internacionales

Por primera vez, Israel muestra a la prensa internacional la localidad de Rafah

Published

on

Rafah. – Tras dos meses de incursión militar, el Ejército israelí permitió por primera vez a la prensa internacional acceder a la localidad de Rafah, en el sur de la Franja de Gaza, misión que ha dejado cientos de muertos y más de un millón de desplazados.

A bordo de vehículos militares descubiertos, los periodistas internacionales empotrados de la Asociación de Corresponsales Extranjeros, pudieron ver durante un recorrido, la devastación que afecta a gran parte de la infraestructura de la localidad, con edificios abandonados y semidestruidos, y montones de escombros junto a la carretera.

Según informaciones de la ONU, en el lugar apenas permanecen 50 mil personas de los más de 1.4 millones que se refugiaron ahí, luego del comienzo de la guerra.

Con la llegada de los tanques israelíes a Rafah, muchos gazatíes se desplazaron a puntos como la zona costera de Al Mawasi, catalogada por Israel como «zona humanitaria», y que también ha sido atacada, o a los barrios de Jan Yunis, donde el Ejército este martes retomó los bombardeos y ha emitido órdenes de evacuación.

Militares de Israel dicen palestinos usa infraestructuras para operaciones

Según el Ejército, el grupo islamista palestino Hamás utiliza la infraestructura civil para enmascarar sus operaciones, lo que obliga a los soldados a atacar con gran intensidad las áreas civiles del enclave.

«Hamás lo construyó todo en barrios civiles entre casas, entre mezquitas, entre la población, para crear su ecosistema del terror», dijo a la prensa el principal portavoz militar, Daniel Hagari, durante el recorrido, que tuvo lugar el miércoles.

En sus operaciones, los soldados han descubierto kilómetros de túneles utilizados por los milicianos palestinos para almacenar armamento o preparar emboscadas.

Muchos de los accesos se encontraban cerca del conocido como corredor Filadelfia, que bordea la frontera con Egipto, y que según Israel servía a Hamás para transportar armas hacia el interior del enclave.

Advertisement

Incursión obliga al cierre de hospitales

El cierre del paso fronterizo de Rafah hacia Egipto, por donde cruzaba gran parte de la ayuda humanitaria antes del comienzo de la ofensiva en la localidad, ha obligado a cerrar hospitales y clínicas y agravado la grave crisis alimentaria y sanitaria que sufre el enclave.

Desde el cruce de Kerem Shalom, también en el sur de Gaza, apenas se reparte ayuda, ya que la ruta hacia el interior es demasiado peligrosa para los organismos humanitarios, pese al anuncio del Ejército a mediados de junio de que aseguraría intermitentemente una carretera hacia Jan Yunis.

Según Israel, los cuatro batallones de Hamás que quedaban en Rafah, motor principal de su incursión a comienzos de mayo, ya están prácticamente desmantelados, aunque los combates continúan.

Desde el comienzo de la guerra en Gaza tras los ataques de Hamás del 7 de octubre, las fuerzas israelíes han atacado por tierra, mar y aire la Franja, dejando más de 38.100 muertos y 87.700 heridos, la mayoría de ellos civiles, según el Ministerio de Sanidad gazatí, controlado por Hamás.

Además, unos 325 soldados israelíes han muerto, y 116 rehenes siguen retenidos en el enclave. Está previsto que el Gobierno de Israel y Hamás retomen esta semana en Egipto las conversaciones para un acuerdo de alto el fuego.

Advertisement

Internacionales

EE.UU. detectó un complot iraní para asesinar a Trump semanas antes del atentado

Published

on

WASHINGTON. – Las agencias de inteligencia de EE.UU. obtuvieron información sobre un complot iraní para asesinar al expresidente y candidato republicano, Donald Trump (2017-2021), semanas antes del atentado del sábado pasado, confirmaron a EFE fuentes familiarizadas con el asunto.

Estas fuentes destacaron que no existe ningún vínculo entre ese plan iraní y el intento de asesinato de Trump, ocurrido el sábado en un mitin en Butler (Pensilvania), cuando un hombre de 20 años disparó contra el expresidente, hiriéndolo en una oreja y matando a uno de los asistentes al acto.

A pesar de que no hay ninguna relación aparente, en el momento del atentado del sábado, el Servicio Secreto había reforzado la seguridad del exmandatario debido precisamente a esas amenazas de Irán, detallaron esas fuentes.

Por tanto, la cuestión ahora es por qué esas medidas adicionales que se implementaron debido al complot iraní no sirvieron para impedir que el atacante, identificado como Thomas Matthew Crooks, se subiera a un tejado y disparara en varias ocasiones antes de ser abatido por los agentes del Servicio Secreto.

Según declaró a EFE un alto funcionario de seguridad nacional, al detectar la amenaza, la Casa Blanca alertó del peligro añadido tanto a la campaña de Trump como al Servicio Secreto, que tomó medidas adicionales para proteger al expresidente.
La portavoz, además, aseguró que no se ha identificado ningún vínculo entre el hombre que disparó contra Trump y otros posibles agentes extranjeros.

Según el FBI, que lidera la investigación, el atacante actuó solo y usó un fusil semiautomático AR-15 que había sido comprado legalmente su padre.

El Servicio Secreto se encuentra actualmente bajo un gran escrutinio por los fallos que pudieron haber ocurrido y que permitieron que se intentara asesinar a Trump, el primer incidente de este tipo desde el que sufrió el entonces presidente Ronald Reagan en 1981.

El Gobierno estadounidense ha anunciado que hará una investigación independiente sobre los fallos y también que ha reforzado el dispositivo de seguridad de Trump y ha dotado de agentes del Servicio Secreto al candidato independiente Robert Kennedy Jr.

Advertisement
Continue Reading