Connect with us

Deportes

Un público dominicano entregado hace exhibir la mejor versión de las ‘Reinas del Caribe’

Durante el…

Published

on

Un público dominicano entregado hace exhibir la mejor versión de las ‘Reinas del Caribe’
Santo Domingo.- Las ‘Reinas del Caribe‘, que llegaban a la Copa Panamericana de Voleibol Final Six con muchas dudas tras perder en 9 de los 12 partidos en la Liga de Naciones, volvieron a dar su mejor versión ante su público, que las llevó en volandas desde el primer punto y no las dejó de animar en ningún momento.

«Y a continuación, el partido entre Cuba y República Dominicana». Esta frase, pronunciada por el animador nada más finalizar el duelo inaugural entre México y Estados Unidos, con victoria para los estadounidenses por 3-0, hizo que de inmediato el público se hiciera dejar sentir en el Palacio de Voleibol del Centro Olímpico de Santo Domingo.

Cada rechace, cada punto ganador, cada bloqueo, y en general cada acción positiva de las dominicanas, se celebraba en las gradas -que no estaba ni mucho menos con aforo completo- como si se tratase de la victoria final.

También te puede interesar:

Buena prueba de ello fue el 4-0 inicial del primer set, donde se vio a una Cuba, número 23 del ránking mundial, sobrepasada por los nervios y por el ruidoso ambiente que había en las gradas que, desde la ceremonia inaugural donde los aficionados entonaron a capela el himno del país, demostraron que tenían ganas de volver a ver a las Reinas del Caribe después de la derrota en la final el año pasado ante Estados Unidos en este mismo lugar.

Con el público en pie para el último punto y con una celebración a la altura de la vuelta a su país de una selección referente, el público y las Reinas del Caribe demostraron que cuando se juntan en un mismo estadio se crea una unión que hace muy difícil el partido al rival.

Y es que, aunque el primer choque del torneo fuese disputado por estadounidenses y mexicanas, las jugadoras dominicanas también fueron las protagonistas en las gradas.

Durante el primer set del primer partido, varias jugadoras dominicanas aparecieron en el estadio mientras esperaban que terminase el partido para entrar ellas a jugar.

Cuando llegaron, el público más madrugador, compuesto en su mayoría de niñas que portaban la camiseta de la selección, se animaron a acercarse a ellas para pedir autógrafos, hacerse fotos, y para que les firmasen pelotas de voleibol.

Advertisement

Aunque al principio no se atrevían a hacerlo, las tres primeras jóvenes que rompieron el hielo fueron las causantes de que pocos minutos después las Reinas del Caribe estuviesen rodeadas de niñas buscando inmortalizar el momento.

Durante el partido de Estados Unidos y México destacó la presencia entre el público de las jugadoras canadienses, que también fueron reclamadas por los aficionados y que contaban con analistas para observar a sus rivales debido a que la competición para ellas empieza mañana, siendo una de las favoritas para alzarse con el trofeo junto con las estadounidenses y la propia República Dominicana.

Este torneo, que forma parte del proceso de clasificación para la Copa Panamericana y el Campeonato Continental del año próximo y que también llega a menos de un mes para los Juegos Olímpicos, puede ser un golpe de efecto en la selección dominicana a la hora de poder pelear por las medallas en París.

Advertisement

Deportes

Adrián Beltré: “Gracias a mi República Dominicana, siempre orgulloso de ser dominicano”

Published

on

Adrián Beltré: “Gracias a mi República Dominicana, siempre orgulloso de ser dominicano”
COOPERSTOWN, EE.UU.– El orgullo de ser dominicano es algo que Adrián Beltré siempre ha llevado consigo y este domingo volvió a demostrarlo en Cooperstown, New York, en su exaltación al Salón de la Fama del béisbol de Grandes Ligas.

“Gracias a mi República Dominicana, siempre orgulloso de ser dominicano y por haber nacido en Quisqueya la bella”, expresó un emocionado Beltré, quien desde este domingo tendrá su placa descansando en la inmortalidad de la MLB.

Beltré siempre ha amado su patria y ese nace en seno de la humildad donde se inició su desarrolló como jugador y como persona.

“Gracias a la Liga Valdez Pérez, donde yo empecé. A toda mi familia del Café de Herrera donde me críe”, externó el quinto dominicano con un nicho en el Salón de la Fama, quien no duda al dar crédito al apoyo familiar que lo impulsó en este camino

“Gracias a mis padres (Bienvenido Beltré y Andrea Pérez) y a mi hermano Elvin por el amor que siempre me han brindado, gracias por demostrarme que el esfuerzo y el sacrificio vale la pena, porque ese sacrificio de ustedes me ayudó a lograr mis sueños”, reconoció Beltré, quien también se refirió al apoyo que ha sido para él su esposa Sandra y sus hijos Cassandra y Adrián.

“Ustedes son los niños ligados al béisbol que mejor tratan a su padre. A mi esposa Sandra, gracias por cuidar de nuestros hijos en esos 21 años de carrera. Eres una esposa maravillosa, tu permitiste que me pudiera concentrar en el béisbol y atendías los otros asuntos de la familia”, externó el inmortal dominicano.

Al hablar de sus inicios, Beltré recordó que su padre le recomendó defender la segunda base cuando empezó a jugar, pero se movió a la tercera, ya que el defensor de la antesala quería defender la intermedia, e inmediatamente se enamoró de la tercera almohadilla.

Beltré, quien calificó como un honor compartir escenario con sus compatriotas Juan Marichal, Pedro Martínez, Vladimir Guerrero y David Ortiz, no ocultó su emoción por la presencia de todos y cada una de las figuras históricas que estuvieron presentes en el ceremonial de este domingo.

Advertisement

“Estar en este pódium con tantas figuras extraordinarias me hace sentir muy bien. Quiero también expresar lo orgulloso que estoy de ser un latino más electo al Salón de la Fama y el quinto dominicano”, sostuvo.

El avance de Beltré en el béisbol fue meteórico, jugando apenas un año en la liga de verano de la República Dominicana, antes de viajar a los Estados Unidos, y ascendiendo a liga mayor en un momento que el mismo esperaba, por lo que agradeció a cada uno de las personas que trabajaron con él para lograrlo, entre ellas Teodoro Martínez,Pablo Peguero y Rafael Ávila, de quienes dijo “me hubiese gustado poder disfrutar este momento con ustedes y que puedan ver lo que ustedes proyectaron desde mi temprana edad”.

Beltré, quien jugó para los Dodgers de Los Ángeles, Marineros de Seattle, Medias Rojas de Boston y Rangers de Texas, agradeció la confianza depositada en él y el trato recibido de dirigentes, coaches y compañeros.

Continue Reading