Connect with us

Nacionales

Tensión prevalece fuera de hospitales por el impacto del dengue

Published

on

Las indicaciones de altas e ingresos de internos por dengue prevalecen en los principales hospitales pediátricos del Gran Santo Domingo, especialmente en el Hospital Infantil Robert Reid Cabral, donde también desfila la tensión entre los familiares que entran y salen pendientes a cualquier síntoma de mejoría en sus niños.

Las miradas afligidas a las afueras del recinto hospitalario hablan por sí solas, sobre todo en aquellos padres con infantes de solo meses de edad que se encuentran ingresados por dengue, como Yeimi Díaz, quien atiende a su bebé de ocho meses desde hace tres días.

Díaz confesó cabizbaja que el infante se encontraba estable; no obstante, el ambiente general de las salas de internamiento no era muy favorable, debido a que están muy llenas.

Salas a punto de reventar

Las salas de atención, y sobre todo de internamiento, de los hospitales, e incluso clínicas, aparentemente están a punto de reventar, según los testimonios, por la presencia de pacientes con síntomas febriles, dolor abdominal y de cabeza, que son un indicio de posible dengue.

De acuerdo con las palabras de varios familiares de enfermos que se apostan a las afueras de las sedes hospitalarias, como el Marcelino Vélez y el infantil Santo Socorro, las camas y habitaciones no dan para tantos ingresos.

“Hay cosas que no se están diciendo en los medios de comunicación. A mi hijo, gracias a Dios, le van a dar de alta hoy, pero eso está lleno ahí adentro y en los barrios ahí es que hay muchos niños enfermos por dengue”, manifestó Cándido Mateo, el padre de un menor de 12 años que había estado ingresado en el Robert Reid con dengue desde el martes.

Advertisement

Aunque los centros de la red pública se niegan a ofrecer información específica sobre los casos del virus que transmite el mosquito Aedes Aegypt, refiriendo al Ministerio de Salud Pública, los ciudadanos a las afueras hablan, y los propios médicos se arriesgan a decir, simplemente, que los casos siguen llegando en la misma magnitud, a excepción del Hospital Materno Infantil Santo Socorro, donde Lucy Ventura, encargada de epidemiología, sostuvo que los síndromes febriles han bajado en un 50%.

“La verdad es que a nosotros los síndromes febriles nos están bajando, si antes nos llegaban 100 niños y 60 eran con fiebre y posible dengue, ahora es la mitad y han aumentado las afecciones respiratorias”, señaló Ventura, al realizar la salvedad de que en el centro no se realizan internamientos debido a la intervención estructural profunda que se encuentra en marcha.

Para el viernes, las estadísticas del Robert Reid sostenían un total de 61 casos con síndrome febril sospechosos de dengue, 16 nuevos pacientes y dos niños internos en cuidados intensivos, pero con condiciones estables.

Sin embargo, fue corroborada la opinión de algunos familiares de los menores ingresados, quienes aseguraron al LISTÍN DIARIO que dentro del centro hospitalario existía una limitación de camas; aunque mayor que en otras ocasiones, e incluso días anteriores de esta misma semana, el hospital disponía ayer de 10 camas para posibles ingresos.

“En cuanto a las atenciones no me puedo quejar, a mi niño me lo han tratado aquí como un príncipe, pero es verdad que esto está lleno”, afirmó Jennifer Matos con voz de alarma, madre de un interno de cinco años, contando además el testimonio de que supuestamente había escuchado hacía pocos días del fallecimiento de un niño.

Advertisement