Connect with us

Economicas

República Dominicana es donde es más costoso enviar remesas

Published

on

En los países de CARD (Centroamérica y República Dominicana) las remesas familiares tienen un peso central en la actividad económica y son un factor de contención de los choques económicos y sociales adversos.

Así lo detalla un “Estudio económico de Centroamérica y la República Dominicana en 2023 y perspectivas para 2024” de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal). Si bien el impacto es “igual” de beneficioso para las naciones de la región, depende el destino, el costo por envió de dinero puede variar.

Hace poco más de un año, este medio publicó una nota que mostraba cómo los dominicanos, en promedio, pagaban más que algunos latinoamericanos por enviar remesas a sus países de origen. Hoy, la realidad no es muy distinta, y de hecho, la comisión pagada por remitir dinero a la nación caribeña aumentó 0.3 puntos porcentuales.

De acuerdo con el informe citado, el costo promedio de envío de las remesas al segundo trimestre de 2023 sigue mostrando una fuerte dispersión entre los diferentes países de CARD. La brecha entre el costo más bajo (Honduras, 3.7%) y el más elevado (República Dominicana, 7.3%) significa que en algunos países la erogación por estos servicios financieros es casi el doble.

Previo a la pandemia, en 2019, los dominicanos en el exterior pagaban 6.5% por cada US$200 enviados a sus familiares en el país. Un año antes (2018), ese porcentaje alcanzó el 7.1%. Desde entonces se redujo hasta el 5.5% en 2021 y en el 2022 aumentó a 7.0%, mientras que, en promedio, en 2023, han tenido que pagar 7.3% por el envío de divisas. República Dominicana supera el promedio de la subregión CARD, que se posicionó en 5.8% en 2022 y en 6.0% en 2023.

Asimismo, indican que por efecto de la brecha entre la tasa promedio observada (6%) y el umbral objetivo (3%) marcado en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030, los hogares de la subregión dejaron de recibir en 2022 aproximadamente US$1,300 millones, únicamente por ese diferencial.

El informe agrega que, a nivel macroeconómico, las remesas proporcionan un impulso significativo a la demanda agregada, así como un efecto estabilizador sobre la cuenta corriente del sector externo y las fluctuaciones cambiarias. En este último, también se observan efectivos negativos en términos de competitividad, o la llamada enfermedad holandesa, que no es más que el nombre general que se asigna a las consecuencias nocivas que acompañan al aumento sustancial de los ingresos de un país.

Advertisement
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *