Connect with us

Politica

Roque Espaillat «El Cobrador» el más votado de los candidatos minoritarios 

Published

on

Santo Domingo.- El partido Esperanza Democrática que fundó y lidera el nieto del dictador Rafael Trujillo (1930-1961), Ramfis Domínguez Trujillo, logró más del 1 % de los votos en las elecciones presidenciales y legislativas que se celebraron este domingo en República Dominicana.

La candidatura de Ramfis Trujillo fue objetada por la Junta Central Electoral (JCE) al considerar que este mantiene la nacionalidad dominicana y estadounidense y para ser presidente del país la Constitución establece que solo la primera de ellas es válida. Por esas mismas razones, el nieto del dictador tampoco pudo participar en los comicios de 2020.

Sin embargo, la JCE legalizó el partido de Ramfis Trujillo, quien presentó como candidato a la Presidencia a Roque Espaillat, conocido popularmente como ‘el Cobrador’, cuya candidatura logró el 1,28 % de los sufragios con el 35 % de los votos válidos, de acuerdo al más reciente boletín del órgano electoral.

En los comicios, en los que fue reelegido el presidente del país, Luis Abinader, también participaron otros siete candidatos, entre estos el tres veces presidentes Leonel Fernández y el ex presidente de la Cámara de Diputados Abel Martínez.

El porcentaje logrado por el partido de Ramfis Trujillo es mayor que el alcanzado por el Partido Revolucionario Dominicano (PRD), hasta hace pocos años una de las más poderosas organizaciones políticas dominicanas. El PRD y su candidato, el excanciller dominicano, Miguel Vargas Maldonado solo figura con el 0,47 % de los sufragios.

De mantenerse la tendencia de los votos emitidos hoy por los dominicanos, el partido Esperanza Democrática pasaría a ocupar el cuarto lugar entre las formaciones políticas, lo que supone una de las mayores sorpresas de las votaciones.

Abinader y el oficialista Partido Revolucionario Moderno (PRM) han obtenido el 58,69 %, Fernández y su organización la Fuerza del Pueblo (FP) figuran con el 27,39 % y Martínez y el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) han logrado el 10,75 % de los votos.

Después de ellos el único partido que logró más del 1 % fue el de Ramfis Trujillo, quien ha enarbolado un fuerte discurso nacionalista. La JCE reconoce como partidos mayoritarios a los que obtienen al menos el 5 % de los votos en las elecciones presidenciales.

Aunque la organización de Ramfis Trujillo sale del ruedo como minoritaria, se impone a otras cinco organizaciones, figurando solo detrás de los tres grandes partidos dominicanos.

Los otros candidatos fueron Carlos Peña, del partido Generaciones de Servidores, con un 0,66 % de los votos; Virginia Antares, presentada por el Opción Democrática (OD), que obtuvo el 0,53 %; María Teresa Cabrera postulada por el Frente Amplio (FA), quien obtiene el 0,13 %, y Fulgencio Severino del Partido Patria para Todos y Todas, con el 0,06 %. Trujillo ha defendido acciones tomadas por su abuelo durante su dictadura, como el pago de la deuda externa, el voto de las mujeres y que el país se convirtiese en el tercero de América Latina en establecer la televisión.

Además, ha insistido en que el país debe realizar una “deportación masiva” de todos los haitianos indocumentados.

Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Politica

Una reforma fiscal no se debe politizar ni resistir ni desbocar

Published

on

República Dominicana necesita de un Pacto Fiscal que ha de incluir una reforma en el sistema tributario como forma de garantizar la estabilidad macroeconómica y el crecimiento del país, con el equilibrio de las finanzas públicas.

En ese sentido, aunque reconoce que toda reforma fiscal se torna impopular, el exgobernador del Banco Central, Guillermo Caram, considera que la propuesta “no se debe politizar, no debe tener resistencia ni tampoco se debe desbocar”.

Caram, quien también fue secretario técnico de la Presidencia (hoy Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo), dijo que lo que idean es promover una reforma fiscal en el momento en que las fuerzas políticas y económicas pueden hacerlo “y no esperar a que nos la impongan desde afuera”, como ocurre cuando hay una situación de crisis.

Entrevistado en el programa El Despertador, que se transmite por Color Visión, el ingeniero abogó por una revisión de las exenciones fiscales o gasto tributario, pero tomando en cuenta la importancia de que se mantengan en los sectores económicos que así lo requieren.

En cuanto al impuesto a la transferencia de bienes industrializados y servicios (ITBIS), el consultor económico dijo que lo ideal es generalizar su aplicación con una tasa reducida, por ejemplo, bajarla de 18% a 10%, pero aplicándola a todos los sectores.

Puso de ejemplo que hay productos que están exentos del ITBIS, como el arroz, “pero resulta que la funda en la que lo empacan está gravada con ITBIS, otros procesos de la cadena de producción de ese alimento también”, por lo que al final el consumidor termina pagando ese gravamen aun en productos que se supone están exentos.

El también dirigente del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) pidió a las organizaciones políticas de la oposición, aceptar la propuesta de consenso que ha hecho el presidente Luis Abinader en procura de que sea una reforma consensuada, que abarque no solo lo relativo al ingreso, sino, además, al gasto público, al control del déficit y a la eficiencia del Estado.

Agregó que un Pacto Fiscal debe ir acompañado de una reforma tributaria y de los cambios necesarios a normativas como la Ley de Seguridad Social y el Código de Trabajo, porque incluyen aspectos de costos para las empresas que también se deben revisar como forma de hacer más eficiente la creación de empleos y la producción de bienes y servicios que ayuden al crecimiento económico sostenido.

Fuente: Eldinero.com.do

Continue Reading