Connect with us

Economicas

RD recibió US$874.1 millones en remesas en enero de 2024

Published

on

Durante enero de 2024, las remesas recibidas alcanzaron los US$874.1 millones, aumentando 9.0 % en comparación con el mismo mes del año anterior, y 15.1% al compararlo con enero de 2022, según informó el Banco Central de la República Dominicana (BCRD).

El BCRD explicó que el desempeño económico de los Estados Unidos fue uno de los principales factores que incidió sobre el comportamiento de las remesas, ya que desde ese país se originó el 85.7% de los flujos formales del mes de enero, unos US$641.1 millones.

Por un lado, el desempleo general del país norteamericano se ubicó en 3.7% en enero, sin variación respecto a diciembre de 2023, manteniéndose en los niveles observados antes de la pandemia. De igual manera, el desempleo de los latinos se mantuvo invariable en enero, con una tasa de 5.0%.

Adicionalmente, el índice de gestores de compras (PMI, por sus siglas en inglés) no manufacturero del Instituto de Gerencia y Abastecimiento (ISM, por sus siglas en inglés) registró un valor de 53.4 en enero, por encima del 50.5 de diciembre de 2023, iniciando el año con una constante expansión del sector servicios, donde se emplea la mayor parte de la diáspora dominicana.

El BCRD destacó también la recepción de remesas por canales formales desde otros países en enero, como España, por un valor de US$42.3 millones, un 5.7% del total, siendo este el segundo país en cuanto al total de residentes de la diáspora dominicana en el exterior se refiere, así como Haití e Italia, con 0.8% y 0.7% de los flujos recibidos, respectivamente. El resto de la recepción de remesas se distinguen países como Suiza, Canadá y Panamá, entre otros.

Respecto a la distribución de las remesas recibidas por provincias, el BCRD señaló que el Distrito Nacional recibió una proporción del 36.7% durante enero, seguido por las provincias de Santiago y Santo Domingo, con un 13.6% y 7.8%, respectivamente. Esto revela que más de la mitad (58.1%) de las remesas se recibe en las zonas metropolitanas del país.

El ente emisor indicó que las remesas constituyen una línea de apoyo vital para las familias que las reciben e inciden directamente sobre la reducción de la pobreza y la desigualdad. En ese sentido, los flujos recibidos en enero fueron destinados en su mayoría, un 94.3% para fines de gastos del hogar, cifra cónsona con estudios previamente realizados por el Centro de Estudios Monetarios Latinoamericanos (CEMLA). El resto sirvió para saldar deudas de los hogares receptores.

El BCRD informó adicionalmente que el instrumento más utilizado como medio de pago de las remesas formales recibidas fue el efectivo, con una proporción del 93.2%. Las tarjetas de débito fueron utilizadas para el pago de 5.4% de las remesas y el 1.4% restante se repartió entre transferencias bancarias y notas de crédito.

Analizando la evolución del sector externo tras el cierre de 2023, las perspectivas del BCRD contemplan una evolución favorable de los ingresos de divisas durante 2024, como lo han sido los ingresos de turismo, la inversión extranjera directa y las exportaciones, en conjunto con las remesas.

En cuanto a las remesas y los flujos de IED, se estima que se ubiquen en torno a los US$10,400 millones y a los US$4,500 millones, respectivamente, al terminar el año. Estos ingresos de divisas favorecen la estabilidad relativa del tipo de cambio que se observa en la actualidad, de tal manera que al cierre de enero 2024 la moneda nacional se depreció en 1.2% con respecto al cierre de 2023.

La institución resaltó que los mayores flujos de ingresos externos han permitido también mantener un nivel adecuado de reservas internacionales, las cuales alcanzaron al cierre de enero los US$14,371.3 millones. Este nivel representa un 11.7% del PIB y unos 5.1 meses de importaciones, por encima de los umbrales recomendados por el FMI.

Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Economicas

Juan Ariel Jiménez: «El anticipo en la actualidad no tiene sentido»

Santo Doingo.-…

Published

on

Santo Doingo.- El economista Juan Ariel Jiménez expresó que el país necesita un pacto fiscal que contemple la eliminación de ciertos impuestos, especialmente el anticipo y que vaya orientado a construir un mejor país.

“El anticipo es lo primero que hay que eliminar. Entiendo la racionalidad de este impuesto para las décadas de los 80 y 90. Después del año 2000 no tiene sentido alguno”, indicó al dictar una conferencia en la Cooperativa Vega Real.

El profesor de la Universidad de Harvard expresó que el anticipo se creó como una forma de estabilizar los ingresos del Gobierno , que le permite ir recibiendo por adelantado el impuesto sobre la renta que las empresas pagan anual y que de ahí surgió el anticipo que se pagaba varias veces año y se descontaba al final.

Juan Ariel Jiménez:

Jiménez apuntó que ya ese impuesto no tiene sentido porque con la nueva ley de Tesorería los gobiernos financian sus desviaciones emitiendo letras del tesoro, y de esta manera gestionan su manejo de liquidez; y que a partir de las reformas de la gestión financiera del Estado de 2006 esto se puede hacer.

El catedrático puntualizó que la República Dominicana debe enfocarse en que los impuestos que se recauden se puedan retribuir a la sociedad a través de mejores servicios públicos, como salud, educación y transporte.

“Necesitamos crear un pacto fiscal, y utilizo este término porque la sociedad debe aportar y el gobierno debe retribuirle; y un pacto implícitamente proyecta el país que queremos construir”, explicó .

El exministro de economía señaló que otro impuesto que debería eliminarse, es el impuesto al ahorro : “ De los países asiáticos hemos aprendido que ahorran mucho y se invierte mucho, y como se invierte mucho, se crea mucho empleo; aquí estamos al revés, no se ahorra mucho, se invierte poco y se crean pocos empleos y lo que estamos creando son macrogobiernos que deben absorberlo todo”.

Expresó que un pacto fiscal debería estar orientado a construir un país distinto, que permita gestionar las transiciones, que incentive el ahorro y se haga un uso más eficiente del ahorro afirmando que gran parte del ahorro del Gobierno se está yendo a préstamo de consumo, en lugar de préstamo productivo.

Continue Reading