Connect with us

Ciencia

Investigaciones cientificas dan a conocer los misterios del lago Ness y su puesto Monstruo.

Published

on

Un lago de agua dulce que se encuentra en el corazón de Escocía, y que debido a su gran tamaño es el lago más grande de todo Gran Bretaña.

Pero que además, durante años ha sido un sitio de fascinación por muchos que aseguran que entre sus aguas oculta a un temido monstruo.

Su popularidad ha sido tal que incluso ha sido el protagonista de películas en la pantalla grande y una leyenda que se ha transmitido de generación en generación trascendiendo incluso las fronteras.


Lo que ha atraído a cientos de visitantes de todas partes del mundo que intrigados por los misterios de las aguas de este lago buscan poder encontrarse con el temido monstruo del Lago Ness.

O al menos encontrar una explicación científica a esta mítica criatura que ha intrigado durante siglos a todos quienes saben de la existencia de este lugar.

LOS MISTERIOS QUE ESCONDEN LAS AGUAS DEL LAGO NESS
La majestuosidad del Lago Ness no se encuentra únicamente en sus dimensiones físicas, al ser el lago más grande de Gran Bretaña con sus 37 kilómetros de longitud y profundidades que se sumergen hasta los 230 metros.

Este lago escocés no sólo despierta el asombro por su tamaño, sino también por la enigmática oscuridad de sus aguas en donde desembocan ríos y arroyos circundantes.

Con un color marrón intenso, el Lago Ness es comparado a menudo con el té que se sirve en las acogedoras casas de huéspedes del cercano pueblo de Drumnadrochit y de las Highlands.

Sin embargo, detrás de esta aparente tranquilidad que incluso resulta inquietante y misteriosa se esconde unas frías aguas, con temperaturas promedio que rondan los 4 o 5 grados centígrados durante todo el año.

Alan McKenna, trabajador social durante el día y fundador del grupo de investigación Loch Ness Exploration en sus momentos libres, describe la experiencia de sumergirse en estas aguas como ingresar a un “mundo perdido”.

La opacidad del agua es tal que podrías estar nadando a escasos 60 centímetros de un submarino de 122 metros y no verlo.

EL MONSTRUO DEL LAGO NESS
Este ambiente intrigante y lleno de misterio que envuelve al Lago Ness sirve como telón de fondo para las especulaciones y mitos que rodean al monstruo del Lago Ness.

El legendario monstruo del Lago Ness, cariñosamente conocido como “Nessie” tiene registros oficiales de sus avistamientos que datan de la década de 1930.

Concretamente en noviembre de 1933, hace exactamente 90 años, cuando Hugh Gray capturó la primera fotografía del misterioso monstruo del Lago Ness.

La imagen, aunque borrosa y ambigua, desencadenó una serie de eventos que llevaron al Lago Ness al ser el centro de atención en todo el mundo.

En abril de 1933, Aldie McKay, gerente de un hotel en Drumnadrochit, informó del avistamiento de una enorme bestia en la orilla, desatando un frenesí que ha perdurado durante décadas.

Innumerables avistamientos, búsquedas y expediciones después, el enigma persiste, por lo que muchos científicos han intentado explicar el enigma del monstruo del lago Ness a través de la ciencia.

LO QUE DICE LA CIENCIA SOBRE EL MONSTRUO DEL LAGO NESS
Adrian Shine es un naturalista aficionado y fundador del grupo de investigación del Proyecto Lago Ness, quien ha dedicado gran parte de su vida a la exploración científica del Lago Ness.

Así como a encontrar una explicación en la ciencia frente al misterio del monstruo del Lago Ness, explicando el por qué de algunos fenómenos que muchos fanáticos relacionan con avistamientos de esta mítica criatura.

A pesar de las temperaturas invernales de las aguas del Lago Ness, nunca se congelan debido al efecto de la termoclina.

Esto hace que el agua más fría se hunda y sea sustituida por agua más caliente procedente de las capas más profundas.

Este fenómeno crea capas cambiantes de agua a diferentes temperaturas, generando enormes olas submarinas y una corriente superficial que muchas veces se confunden con los supuestos movimientos del monstruo del Lago Ness.

Shine explica que las jorobas de “Nessie” que muchos aseguran ver, son a menudo causadas por las estelas de los barcos, conocido como fenómeno estela Kelvin.

Además, la idea de que un reptil estilo dinosaurio que es el animal que más se aproxima a la descripción de los avistamientos del monstruo del Lago Ness, se descartó por falta de ADN y condiciones frías.

Por lo que desde la ciencia, sugieren que “Nessie” podría ser un animal de paso en el lago, como una foca o ballena. Mientras que otros piensan en peces de gran tamaño como esturiones y bagres.

Sin embargo, un estudio de 2019 respalda la teoría de la anguila gigante. Pero sigue siendo tema de debate debido a las condiciones del Lago Ness.

Aunque nunca se ha confirmado científicamente la existencia del monstruo del lago Ness, tampoco se ha desmentido.

Lo que le hace que las misteriosas aguas de este lago en Escocia continúen siendo centro de debate científico con un misterio que aún termina sin resolverse.

Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *