Connect with us

Internacionales

La violencia crece en Haití a niveles no vistos en más de dos años, dice la ONU

Published

on

La violencia en Haití se ha intensificado en el primer mes del año, con un número de víctimas que supera a los dos años anteriores. Haití se ha sumido en un caos de desgobierno, pobreza y control de las bandas armadas en gran parte de su territorio, según informó hoy la ONU.

En enero de 2024, al menos 806 personas que no estaban involucradas en los enfrentamientos entre pandillas fueron asesinadas, heridas o secuestradas. Además, 300 miembros de bandas resultaron heridos, lo que eleva el número total de personas afectadas a 1.108, más del triple que en enero de 2023.

Según el alto comisionado de la ONU para los derechos humanos, Volker Türk, todos los municipios del área metropolitana de Puerto Príncipe se ven afectados por el crimen, ya que las bandas luchan por el control del territorio. También han intensificado sus delitos en zonas fuera de la capital.

Türk denunció que algunas bandas han recibido nueva munición recientemente, lo que ha llevado a un aumento en la intensidad de los enfrentamientos. “Los habitantes de las zonas controladas por las bandas han sido atacados directamente.

Las bandas siguen utilizando la violencia sexual contra mujeres y niñas como arma, y extienden el miedo compartiendo en las redes sociales locales fotos y vídeos truculentos de personas asesinadas y mujeres violadas”, afirmó Türk en una declaración pública emitida en Ginebra.

La situación tiene un impacto alarmante en los niños, quienes ya sufrieron tragedias en 2023, cuando 167 niños murieron o resultaron heridos por balas, algunos de ellos ejecutados por grupos de “autodefensa” debido a su presunto apoyo a rivales. La ONU también denunció el reclutamiento continuo de niños por parte de las bandas.

En medio de esta violencia generalizada, se han producido protestas callejeras antigubernamentales y disturbios civiles en las últimas semanas, apoyados por partidos políticos de la oposición en al menos 24 ciudades de todo el país, incluido Puerto Príncipe.

Entre el 20 de enero y el 7 de febrero, al menos 16 personas murieron y 29 resultaron heridas, principalmente en enfrentamientos entre manifestantes y la policía.

Türk instó a la policía a cumplir con los principios de legalidad, necesidad y proporcionalidad en la gestión de las protestas, y a los manifestantes a expresar sus quejas de forma pacífica.

Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Internacionales

EE.UU. detectó un complot iraní para asesinar a Trump semanas antes del atentado

Published

on

WASHINGTON. – Las agencias de inteligencia de EE.UU. obtuvieron información sobre un complot iraní para asesinar al expresidente y candidato republicano, Donald Trump (2017-2021), semanas antes del atentado del sábado pasado, confirmaron a EFE fuentes familiarizadas con el asunto.

Estas fuentes destacaron que no existe ningún vínculo entre ese plan iraní y el intento de asesinato de Trump, ocurrido el sábado en un mitin en Butler (Pensilvania), cuando un hombre de 20 años disparó contra el expresidente, hiriéndolo en una oreja y matando a uno de los asistentes al acto.

A pesar de que no hay ninguna relación aparente, en el momento del atentado del sábado, el Servicio Secreto había reforzado la seguridad del exmandatario debido precisamente a esas amenazas de Irán, detallaron esas fuentes.

Por tanto, la cuestión ahora es por qué esas medidas adicionales que se implementaron debido al complot iraní no sirvieron para impedir que el atacante, identificado como Thomas Matthew Crooks, se subiera a un tejado y disparara en varias ocasiones antes de ser abatido por los agentes del Servicio Secreto.

Según declaró a EFE un alto funcionario de seguridad nacional, al detectar la amenaza, la Casa Blanca alertó del peligro añadido tanto a la campaña de Trump como al Servicio Secreto, que tomó medidas adicionales para proteger al expresidente.
La portavoz, además, aseguró que no se ha identificado ningún vínculo entre el hombre que disparó contra Trump y otros posibles agentes extranjeros.

Según el FBI, que lidera la investigación, el atacante actuó solo y usó un fusil semiautomático AR-15 que había sido comprado legalmente su padre.

El Servicio Secreto se encuentra actualmente bajo un gran escrutinio por los fallos que pudieron haber ocurrido y que permitieron que se intentara asesinar a Trump, el primer incidente de este tipo desde el que sufrió el entonces presidente Ronald Reagan en 1981.

El Gobierno estadounidense ha anunciado que hará una investigación independiente sobre los fallos y también que ha reforzado el dispositivo de seguridad de Trump y ha dotado de agentes del Servicio Secreto al candidato independiente Robert Kennedy Jr.

Continue Reading